Juégatela, no te la juegues.

En mi corazón efervesce un bien-mal mejor que todo lo peor, se alimenta de mi tú y se traga las palabras en los besos de las mentes, la pasión gira mi espíritu haciendolo girar quieto. El sinsentido marca la dirección del objeto y del sujeto, el mal-bien me llena la boca de palabras y las regurgito infinito y ni las saco ni las pongo. Las.

Soñaron los demás con la vida y mataron la realidad de los sueños, propongo:

La comida es el hambre, el ansia la paz y lo muerto está vivo.

El ser es una invención del alma, como lo son los mandamientos, las cosas, los estándares morales y los pokémon. Ser libre no es ser libre. Definir la libertad es acotarla, maetémos a las matemáticas, juguemos a la vida.

Muramos.

Inventicémonos palabras, porque no existen, propongámonos proponer nada. Me declaro un caso perdido, si me buscas no me encuentras si me encuentras no me estabas buscando. Seredipía o tontería, tu renúncia no será tu obediencia, será tu libertinicidad.

 

Anuncios

La edad de piedra.

No, no voy a hablar sobre el australopitecus, esto va más sobre la edad.
Ahora hablar de la juventud es mainstream, está de moda entre los cuarentones lo de “la edad es sólo un número”, todos son “mayores pero de espíritu joven” o “jóvenes maduros”.
Qué duro es tener una edad, y por eso lo de “piedra”.

Si eres un niño, se te perdona tu comportamiento, aunque se te acondiciona para que te hagas a la idea de que al ser mayor ya no podrás ser pequeño, lo que no se te dice (y parece lo más obvio) es que al ser mayor, ya no podrás ser pequeño, joder. (Has leído dos veces esa frase, está dos veces, lo sé, no es un error, sigue leyendo)

Que eres un niño y no puedes decir tacos, joder. Que eres un niño y no puedes decir a la gente lo que es, porque eres un niño. Que eres un niño y no puedes decirle a la gente lo que puede o no puede hacer. Que eres un niño pequeño y no puedes decirle a la gente lo grande o pequeña que es. Que eres un niño.

Bueno entonces ya eres un adulto, te han dicho que eres mayor ya.
Eres un adulto y puedes portarte bien. Eres un adulto y puedes tener obligaciones y responsabilidades. Eres un adulto joder, ya eres suficiente mayorcito como para no decir tacos. Eres mayor y ya puedes elegir entre varias opciones que te dan a escoger. Y por fin eres un adulto para pagar con tu tiempo el dinero que te dan. Ya eres un adulto, jódete.

No puedo hacer nada, porque soy un niño un adulto.
Pues mejor no soy nada, y así puedo hacer lo que me dé la gana, hasta poner palabrotas en este post.

IMG-20150806-WA0018 copia-1

Y esto era totalmente necesario, pero esencialmente estúpido, todos sabemos que “la edad es sólo un número”, todos son “mayores pero de espíritu joven” o “jóvenes maduros”.
Que duro es tener una edad.